tunstall-healthcare-aniversarioTunstall Healthcare celebra este año el 60 aniversario de su nacimiento en la zona británica de Yorkshire. Lo que nació como una pequeña tienda de venta y reparación de radios y televisores ha dado lugar a una de las empresas internacionales más potentes en el sector de la teleasistencia como fabricante de tecnología, desarrollador de software y proveedor de servicios, con más de cinco millones de usuarios en más de 50 países.

“Tunstall fue la primera empresa en desarrollar sistemas de alarma para personas mayores y ha seguido liderando el mercado desde entonces, permaneciendo a la vanguardia de desarrollos como la teleasistencia y la telemonitorización hasta el día de hoy, en el que aprovechamos el poder de la tecnología digital”, afirma su director general, Gordon Sutherland.

Hace ahora 60 años, Norman Tunstall y Jack Byers abrieron una tienda de venta y reparación de radios y televisores cerca de Doncaster, en la británica zona de Yorkshire. La madre de Tunstall, que vivía sola, enfermó y decidió quedarse en su casa. Para estar más tranquilo, su hijo, aprovechando sus conocimientos en electrónica, creó la primera alarma médica, que le permitía saber su ella necesitaba ayuda. Poco tiempo después, en 1966, pensando en las personas más vulnerables para que obtuvieran ayuda temprana en caso de necesidad, decidieron extender su invento y crearon el primer sistema de aviso a los serenos de la localidad: una lámpara colocada en una de las ventanas de la vivienda, que se accionaba mediante un tirador desde el interior, y que la persona podía accionar en caso de emergencia.

Dado el éxito de la idea, la vocación de servicio a la sociedad, el desarrollo de la asistencia social en Reino Unido, así como el incremento de personas mayores que vivían solas, lanzaron Talkback, el primer sistema que permitía que las asistentes sociales recibieran avisos mientras atendían sus visitas programadas, así como otro que facilitaba el uso de las redes telefónicas para solicitar ayuda. En 1981, Tunstall contaba ya con el primer software para el control de centros de atención (el Mark I) y en 1982 lanzó al mercado su primer terminal (Piper), que permitía realizar una llamada de alarma directamente.

En aquel entonces, la compañía cuenta con una fábrica para sus propios productos. Inicia su expansión internacional en los años 90 y llega a Canadá (1991), Alemania (1992), España, Holanda y Australia (1993). Desde entonces y hasta ahora, Tunstall Healthcare se ha instalado también en Nueva Zelanda, Francia, los Países Nórdicos, Suiza y Estados Unidos, y cuenta con negocios en más de 50 países, donde atiende a más de 5 millones de personas.

En 2013, Tunstall Healthcare, ya instalado como proveedor de software y tecnología en España desde los años 90, para dar cumplimiento a su estrategia de un mejor conocimiento del mercado de teleasistencia y las necesidades de sus usuarios, adquirió Televida, empresa que prestaba servicios de teleasistencia desde 1994. En la actualidad, Tunstall Televida presta servicio al 30% de los usuarios de teleasistencia del país y el 70% de la tecnología que se utiliza para la prestación es Tunstall.

Tunstall Healthcare se encuentra inmersa en el desarrollo de productos y servicios que permitan la digitalización del hogar y su conversión en centro de cuidados. Así, aplicando el Internet de las Cosas (IoT) y la tecnología digital, se está ejecutando una nueva plataforma basada en un modelo de datos, así como un nuevo terminal con protocolo IP y nuevos desarrollos en telemonitorización de la salud, lo que permitirá afrontar la evolución de los servicios y su adaptación a una gran cantidad de soluciones siempre conectadas, más rápidas, adaptables y capaces de manejar un elevado volumen de información.

El grupo Tunstall Healthcare ofrece una amplia gama de soluciones de Atención y Salud Conectadas en cada una de sus principales regiones: Reino Unido, Países Nórdicos, Europa del Sur, Europa Central, América del Norte y Asia Pacífico. A través del uso de tecnología inteligente y de la gestión de servicios de alta calidad, la compañía ayuda a las personas mayores y/o con enfermedades crónicas a vivir de una manera independiente, segura, saludable y feliz en el lugar que elijan. Al trabajar de forma eficaz por la salud, la independencia y el bienestar, las soluciones de Atención y Salud Conectadas ofrecen mejores resultados en comparación con los modelos tradicionales de atención domiciliaria, residencial u hospitalaria.