El jurado de los Premios Supercuidadores, convocados por la UNIR, valoró la innovación del programa murciano, desarrollado a través del servicio de Teleasistencia

2.300 cuidadores de personas dependientes con Grado ll y lll se benefician de esta iniciativa

El Programa de Teleasistencia como Apoyo a cuidadores (PTAC) puesto en marcha en el año 2009 por el lnstituto Murciano de Acción Social (IMAS) ha obtenido el primer premio en la categoría de Administración e lnstituciones Públicas de los Premios Supercuidadores 2015, convocados por la universidad lnternacional de la Rioja (UNlR), a través de UNlR Cuidadores.

UNlR cuidadores es una empresa social impulsada por la propia Universidad, cuya finalidad es mejorar la calidad de vida de los cuidadores de personas con discapacidad o en situación de dependencia, y que desarrolla la casi totalidad de su trabajo on-line, con servicios de formación y asesoramiento.

IMAS Premios UNIR Cuidadores TunstallEn la primera edición de sus premios, UNIR Cuidadores estimó que el programa de Ia Región de Murcia es “muy innovador” y está en la línea de los apoyos necesarios para mejorar la calidad de vida de los cuidadores y personas dependientes.

2.300 cuidadores en el PTAC

El Programa de Teleasistencia como Apoyo a cuidadores (PTAC) nació como respuesta a la necesidad que los técnicos de la Administración regional habían detectado entre los cuidadores “de obtener herramientas que les orientaran y ayudaran en el proceso de atención a los dependientes”, explicó el gerente del IMAS, Leopoldo Navarro.

El proyecto, puesto en marcha en colaboración con la empresa Tunstall Televida, que es la prestadora del servicio de teleasistencia en la Región de Murcia, persigue “favorecer la permanencia en el entorno del dependiente, apoyar a los cuidadores en esta labor y fomentar y mejorar la calidad de vida de los cuidadores”.

Hasta la fecha, un total de 2.300 cuidadores de dependientes con Grado ll y lll se están beneficiando de este programa, que se aplica en los 45 municipios de la Región de Murcia, tanto en entornos rurales como urbanos.

Según los datos aportados por el programa, el 80 por ciento de los cuidadores son mujeres, el 59 por ciento tiene entre 46 y 64 años y el 26 por ciento son mayores de 65 años. En el 85 por ciento de los casos conviven con una o más personas.

El PTAC se divide en dos niveles, dependiendo del grado de asistencia del cuidador. Es decir, se distingue entre supervisión y asistencia física parcial (PTAC1) y asistencia física máxima y asistencia especial (PTAC2). Para cada uno de los casos, además del seguimiento diario, vía telefónica, que realiza el teleoperador, en el domicilio se instalan una serie de detectores de seguridad y vigilancia, que van desde los de caídas, movimiento, fuego/humo, gas o monóxido de carbono, hasta sensores de ocupación de cama o sillón y de convulsiones y enuresis, que facilitan el descanso y la tarea de las personas cuidadoras, y que son controlados desde la central de comunicaciones de Tunstall Televida.

Evaluación del programa

El gerente del IMAS, que recogió el galardón ayer en Madrid, junto al director general de Personas Mayores, Enrique Pérez, subrayó que se trata de un programa “eficiente, económico y sostenible”, que, según los resultados de la primera evaluación, realizada en 2014, “está demostrada su eficiencia”.

En virtud de los datos obtenidos, el 98 por ciento de los cuidadores afirma que los dispositivos han aportado más tranquilidad y seguridad tanto a ellos como a sus familiares dependientes; un 95% considera que los dispositivos han ayudado a su familiar a continuar con actividades de la vida diaria, como cocinar; y el 42 por ciento confirman que su familiar ha tenido algún incidente y los dispositivos le han salvado la vida.

Por otra parte, los talleres, cursos y encuentros para la formación de los cuidadores han permitido que más de un 86 por ciento de éstos aprendan, entre otras destrezas, a manejar mejor los problemas de conducta de las personas dependientes.

Más noticias sobre teleasistencia.